Pistas de atletismo: Serán renovadas después de veinte años y homologadas para poder disputar campeonatos oficiales, los primeros en la comarca. Se mejorarán también los equipamientos de los saltos de longitud y los lanzamientos. Las obras acabarán en junio.

Pabellón cerrado por el tornado: Al fin ha concluido la redacción del proyecto para poder reabrir el recinto medio año después de su cierre, aunque aún falta licitar los trabajos. El ayuntamiento todavía confía en que el seguro le reintegrará el dinero, 262.000 euros.

Campo de fútbol Diego Mena: Se renovará el césped con un nuevo material que aminorará el riesgo de lesiones y se restaurará el graderío.

El edil de Deportes revela que la ciudad le ha tenido que decir a equipos europeos que no podían venir a entrenar a la ciudad en invierno por falta de instalaciones.

Aluvión de obras deportivas en Dénia. Cuenten: nuevas pistas de atletismo, rehabilitación al fin del viejo pabellón deportivo cerrado desde la DANA y renovación del césped y de las gradas del Diego Mena. Todo eso solo para 2020, año en el que el ayuntamiento va a gastarse en instalaciones deportivas casi 1,3 millones de euros, tal y como puede contemplarse en este cuadro:

El deseo es que Dénia al fin disponga de una ciudad deportiva «de verdad» y no de los parches que ha tenido hasta ahora. Esos parcheos han sido tan precarios que no sólo han desatado el malestar de usuarios y deportistas locales, sino que han provocado que la ciudad pierda oportunidades turísticas de primer calibre: «Les hemos tenido que decir a muchos equipos y selecciones de Europa y especialmente de Ucrania que no podían venirse a entrenarse aquí en invierno por falta de instalaciones» lamentó el concejal de Deportes, el socialista Raúl García de la Reina.

Para cambiar esta situación falta además la construcción de un nuevo pabellón deportivo, si bien este proyecto por ahora sólo es un boceto: su redacción se halla en fase preliminar y el inicio de las obras únicamente se contempla a lo largo de esta legislatura. Pero es verdad que cuando esté concluido el municipio contará con tres pabellones: ese nuevo, el viejo que va a arreglarse y el de Joan Fuster, el único que ahora mismo funciona. Cuando todo esté listo, Dénia podrá parecerse un poco más a Oliva o a La Nucía, latitudes que en cambio están hartas de acoger a esos equipos foráneos, con todos los beneficios económicos que conlleva.

A desmenuzar cada una de estas obras se han dedicado este miércoles De la Reina y la edil de Urbanismo, la también socialista Maria Josep Ripoll. Lo han hecho a pie de obra, en la pista de atletismo del Polideportivo que está a punto de ser renovada y que en la actualidad presenta un lastimoso aspecto: no en balde las instalaciones se construyeron allá por los ochenta y desde entonces apenas tuvieron un lavado de cara a principios de la década de 2000. Ahora en cambio van a transformarse de arriba a abajo. Los trabajos están a punto de comenzar, durarán cuatro meses y estarán pues concluidos hacia junio.

Según especificó Ripoll, se renovará el pavimento deportivo de las 8 calles y se adecuará la pista a la normativa IAFF, que es lo que permitirá que a partir sobre todo de 2021 se celebren campeonatos provinciales y autonómicos. Eso incluye la modificación del emplazamiento actual de la ría que, por cierto -cosas que pasan en Dénia- estaba mal situada: se puso antes de la meta cuando debería haberse ubicado después. También se generará un pasillo de seguridad en todo el perímetro de la pista y se regulará a través de un sistema de tornos el acceso a la misma para que sólo puedan estar allí los usuarios (ahora, más cosas de Dénia, entra ahí todo el que quiere sin ningún control).

Ahora bien, no sólo serán las pistas. Esta actuación contempla una mejora global de todo el Polideportivo, renovando los equipamientos de los otros deportes vinculados al atletismo que se encuentran allí: salto de longitud, de altura, de pértiga (una vieja demanda del atletismo de Dénia), y mejora de lanzamientos de disco, martillo, peso y jabalinas.

De la Reina aseguró que todas estas modificaciones serán compatibles con la continuidad de la práctica del rugby, que es el deporte que ahora mismo se practica en el césped del Polideportivo. Finalmente, se mejorarán las condiciones de evacuación del interior de la pista en caso de emergencia así como el drenaje para evacuación de pluviales.

Eso sí, los cuatro meses que se prolongarán las obras obligarán a una nueva diáspora de los deportistas deniers, en este caso los atletas, que deberán realizar sus entrenamientos más exigentes en otras poblaciones de la comarca, como Pego.

Porque si se habla de diásporas y exilios, el resto de deportistas de Dénia llevan meses sufriéndolo: han tenido que buscarse la vida también en otras localidades de la Marina Alta desde que la DANA de septiembre obligara a clausurar el viejo pabellón. Ahora, casi medio año después, el proyecto para reformarlo ya está concluido, si bien todavía falta licitar las obras. Eso sí, estas tienen un plazo de ejecución corto: solo dos meses.

Por eso, Ripoll no pudo concretar cuándo comenzarán estas últimas, pero sí pudo especificar la letra pequeña de la reforma, que incluye la reposición del muro que derribó aquel tremendo tornado de final del verano; la restauración de la fachada oeste y de su cubierta; la renovación de parte del pavimento interior; la recolocación de los ventanales de la fachada norte; o la reparación del techo dañado de la sala multiusos, del vallado norte y de la puerta de acceso desde la pista de atletismo.

La primera intención del consistorio era que el seguro abonara los 262.000 euros que cuestan las actuaciones, toda vez que el edificio había resultado dañado por el fenomenal tornado de septiembre. Pero para no acumular más retrasos -ya han pasado seis meses desde entonces- ha decidido que las arcas municipales afronten la inversión, si bien espera que finalmente la aseguradora le reintegre esa cantidad. Eso sí, no se sabe en qué fecha.

Por fin, el edil de Deportes detalló la renovación del césped del estado Diego Mena, donde se instalará «una fibra diseñada en forma de diamante, ultraduradera y flexible, adecuada para canchas con altas tasas de ocupación» como es ésta donde disputa sus partidos el CD Dénia. La mejor consecuencia, añadió De la Reina, será que esta nueva alfombra verde sobre el campo disminuirá el riesgo de lesiones. Por cierto que la cubierta del Diego Mena, que resultó afectada en este caso por el temporal Gloria del pasado 20 de enero, ya ha sido definitivamente reparada.

Fuente: https://lamarinaplaza.com/

Deja un comentario

EnglishFrenchGermanRussianSpanish
Abrir chat