«En Jesús Pobre apostamos por el autogobierno y de la independencia en la toma de decisiones, pero estamos teniendo muchos problemas para poder cumplir con el medio ambiente». Así explicaba anoche en el pleno de Dénia el edil Javier Scotto, alcalde a la vez de Jesús Pobre, los motivos por los que la Junta Veïnal de la Eatim ha decidido devolverle al ayuntamiento dianense las competencias que tenía delegadas en materia de gestión del alcantarillado.

Es principalmente un asunto económico. La decisión, de hecho, se basa en un estudio que cifra en dos millones y medio la cantidad necesaria para resolver los problemas de alcantarillado de la entidad local menor. Cinco veces el presupuesto anual de la Eatim.

Scotto expuso que, igual que sucede en Dénia, también en Jesús Pobre hay zonas donde las viviendas carecen de conexión al alcantarillado. Se da la circunstancia de que Dénia ha puesto en marcha esta legislatura una Oficina Municipal del Alcantarillado para ir acabando con ese problema ejecutando la red de seneamiento. Retornando las competencias a Dénia, Jesús Pobre podrá beneficiarse de los trabajos de la oficina.

No obstante, su alcalde también expresó que la Eatim considera que la inversión para la ejecución de los trabajos «queremos que sea supramunicipal». Es decir, «que no se derive al bolsillo de los vecinos y vecinas de Jesús Pobre».

Fuente: https://lamarinaplaza.com/

Deja un comentario

EnglishFrenchGermanRussianSpanish
Abrir chat